En caso de sufrir un accidente o atropello, siga estos consejos:

1. Si existe acuerdo entre los conductores involucrados en el siniestro, rellene el parte de declaración amistosa de accidente. Verifique que quedan consignados todos los datos del contrario, y que se refleja como ha ocurrido el accidente.

2. En caso de atropello, o si no hay pleno acuerdo en relación a las circunstancias del accidente, o incluso si surgen divergencias en cuanto a la elaboración de la declaración amistosa del accidente, llame a la autoridad competente (Policía Local o Guardia Civil) para que proceda a la toma de datos e instruya el atestado correspondiente.

3. Si es posible, tome fotografías del lugar del accidente, incluidas señales de tráfico, los vehículos involucrados, y de los daños que éstos presenten.

4. A continuación, y ante la aparición de cualquier molestia física que relacione con el accidente, acuda al Servicio de Urgencias para evaluar su estado físico y la posibilidad de que exista alguna lesión derivada del siniestro.

5. No firme ningún documento proveniente de ninguna de las aseguradoras envueltas en el accidente sin contar con el consejo y aprobación de un Abogado ajeno a las compañías.

6. En todo caso, contacte con un Abogado experto en Derecho de la Circulación y Responsabilidad Civil.

7. Recuerde que las pólizas de seguro que la ley obliga a contratar, contienen un apartado relativo a la “Defensa Jurídica”; de tal forma que su propia aseguradora costeará, en todo, o en parte, y de acuerdo al contenido de la póliza, los gastos que la gestión de un Abogado particular pueda ocasionarle.